La impresión 3D en la Industria

La impresión 3D ha supuesto una auténtica revolución en todos los ámbitos industriales

 

De unos años a esta parte, la impresión 3D se ha elevado como un sistema productivo muy versátil.

Su versatilidad viene dada por su capacidad de fabricación, ya que este tipo de impresoras son capaces de fabricar herramientas de precisión como por ejemplo, instrumental quirúrgico con un coste de producción muy bajo. Esto supone un cambio significativo para la mayoría de industrias manufactureras. Aunque debemos preguntarnos:

¿Qué es la impresión 3D?

La impresión 3D no nació hace precisamente poco, sino que se desarrolló durante los años 80. Aunque, el boom de esta tecnología se produjo a finales de los años 90, teniendo su mayor foco de atención a principios de este siglo, entre los años 2008 y 2010.

La impresión 3D consiste,en primer lugar, en crear un archivo digital y, cuando está listo se carga en la impresora a través del ordenador y la impresora extruye el material. El archivo digital es un modelo en 3 dimensiones, y este tipo de impresora utiliza filamentos, polvos o líquidos para construir el objeto que se quiera imprimir.

Estos materiales que se extruyen se colocan en finas capas y, una vez que se acaban los ciclos de impresión, el proyecto se finaliza. Los materiales que se usan son muy diversos, desde los plásticos más convencionales, pasando por la madera e incluso el metal.

¿Qué se está haciendo en España?

En la Industria española la impresión aditiva se está abriendo paso en multitud de procesos productivos, desde moldes, recambios, prótesis, maquetas y pruebas de concepto. Esto es posible gracias a que, una tecnología tan disruptiva, representa en sí misma un cambio de paradigma para múltiples sectores, como son el aeronáutico, el espacial o el de la automoción.

La impresión 3D es el futuro de la Industria

Una de las empresas más potentes del mundo en el sector de la aeronáutica, Airbus, está apostando muy fuerte por la fabricación 3D en muchos de sus procesos, al igual que en otras tecnologías propias de la Industria 4.0.

Sin ir más lejos, uno de sus aviones comerciales más demandados, el modelo A350 XWB, tiene más de 1.000 piezas hechas con este proceso de fabricación.

Un nuevo modelo de negocio

La fabricación aditiva mediante el 3D ha cambiado la forma de plantear los diseños y los procesos de fabricación, ya que este tipo de tecnología permite tener una posición de ventaja, proponiendo soluciones tecnológicas más avanzadas

Esto es posible gracias a la flexibilidad a la hora de poder personalizar las piezas, ya sea el producto final, prototipos u otro tipo de objeto a través del proceso productivo, por lo que todo el proceso industrial se adapta a las necesidades de los clientes en cada momento del ciclo productivo.

Prototipo generado mediante la impresión 3D

Estas son parte de las razones que han hecho que la fabricación aditiva se haya convertido en una de las tecnologías que más rápido impacto ha tenido en la Industria.

El futuro de la Industria

La impresión 3D no deja de ser una tecnología que aún está por explotar todas sus virtudes y beneficios, por tanto, aún tenemos que mejorar nuestro conocimiento sobre esta tecnología. Debemos marcar ciertos estándares en todos los sentidos, así como certificaciones o normativas.

No menos importante resulta la necesidad de aumentar el número de proveedores tecnológicos.

Aunque todos estos desafíos, no son nada al lado del inmenso potencial que aún está por alcanzar esta tecnología.

Post relacionados